Páginas vistas en total

lunes, 17 de diciembre de 2012

Capítulo 2: El instituto.


El anodino Alfredo se acostó de lado esa noche, para no gastar sábanas. Tenía que asimilar todas las experiencias que había vivido en su tortuoso viaje. Se levantó y fue al cuarto de baño, se duchó con agua fría para endurecer el espíritu. Ya que era consejo de su padre, que además se dedicó a despertarlo con toques de corneta a las 5:45 de la mañana. A ritmo cuartelero le hizo asearse, ponerle un chándal y en medio de la bruma de la madrugada, ambos se pusieron a correr rodeados del frío habitual en el clima oceánico.

Conforme iban corriendo, Don Estalisnao aleccionaba a su hijo.
-El país se va a la mierda Alfredo, hay que estar preparado.
-Si padre
-Todo es culpa de los rojos, los ateos y los maricones
-Si padre.
En uno de los parques públicos, llegaron a la típica zona con instrumentos de gimnasia y al ritmo de el Cara al Sol, Estalisnao puso a Alfredo a hacer sus ejercicios hasta que acabó vomitando miserablemente.

-Estás amariconado Alfredo, levanta anda.
Con mucho esfuerzo y limpiándose con la manga la pota, Alfredo se levantó.
A eso de las 7 y media de la mañana desayunaron en un bar cercano a la casa, Casa el ángel. Donde tomaron churros con chocolate. El camarero le preguntó a Estalisnao.
-¿Con qué este es tu chaval, no?
-Sí
-Diría que está más grande, pero lo que está es más amariconao
- Y qué lo digas. Su madre que es una rojeras, mira como me lo tiene, que no es capaz de correr una hora seguida sin vomitar. Pero en fin chaval, que haremos un hombre de ti.
Tras eso le dio una colleja a Alfredo que aceptó con su resignación típica y mirada plenamente inexpresiva.


Finalmente con la carita descompuesta por el agotador esfuerzo, Alfredo entró en el instituto. Avanzó por los pasillos con total timidez y apocamiento. Llegó a su aula y allí esperó a que entrasen el resto de los estudiantes. Llegó el profesor de Lengua, Don Procopio Iniesta.
-Bien muchachos, aquí tenemos a Alfredo Cisne. Ha venido desde Córdoba y me gustaría que le dierais una cálida acogida.  Alfredo, chico, presentante.

-Hola, me me, lla, llamo Alfredo, soy de Córdoba. Y me me gusta leer y coleccionar fósiles y hojas.

Tras su escueta presentación, se sentó a recibir la clase.

Estando atento a los diversos usos del comentario de texto, se fijó en que estaba sentada justo delante de el,  la muchacha que le quitó el hipo el día anterior. Enmudeció y se le quedó mirando durante toda la clase, colorado como un tomate y nervioso. Cuando llegó el cambio de clase la muchacha se volvió y se dirigió a Alfredo.
-¿Qué coño miras, carapolla?
-Na na nada...
-Ah me creía, en fin, nuevo,  me llamo Úrsula Escandell

Pasó largo tiempo mirándolo examinándolo como un obeso mórbido examina su hamburguesa triple con queso.

-En fin carapolla, se como te llamas,  ya hablaremos.

Alfredo suspiró tras eso, había encontrado la perfección femenina, esa exuberante mujer, alta de pelo largo castaño, de porte atlético, dura y fuerte. Alfredo se acababa de enamorar. Pero Alfredo no sabía que Úrsula ocultaba un secreto.

Úrsula pertenecía a un clan secreto de vampiros ninjas, con poderes para leer la mente. Tenían debido a sus técnicas secretas, una larga longevidad.  A pesar de tener el aspecto de una hermosa y atlética adolescente, en realidad tenía 170 años, y en vez de perfeccionar en el conocimiento, en buscar una cura para el SIDA o el Cáncer. Se dedicaba repetir curso y a vacilar a pardillos. No obstante, no podía leer los pensamientos de Alfredo, y eso la dejaba tan perpleja como a la policía de Gotham frente a los crímenes del Joker.

El día acabó y cada uno fue a su casa, la neblina seguía extendiéndose por todo Orense. Finalmente Alfredo llegó a su casa, donde le esperaba una sopa de sobre y unas croquetas precocinadas findu. Tras rezar el padrenuestro y bendecir la mesa y empezar a comer, Alfredo se sinceró con su padre.

-Papá, me he enamorado.
-Ea, maricón confirmado, ¿será de un negro encima no?
-No, es de una mujer.
-Coño, por fin una alegría.

Y Estalisnao tras eso se sintió un poco más tranquilo.

4 comentarios:

  1. No puedo esperar a ver la tercera parte de esto. El capitán Estalisnao Cisne es el mejor personaje de esta saga

    ResponderEliminar
  2. Lo de los vampiros ninjas egoistas que no investigan por el bien de la humanidad es la clave de todo esto. Mis dieses.

    ResponderEliminar